Bertha Benz

Bertha Benz fue al inventora de las pastillas de freno para los automóviles, la primera persona en realizar un viaje de larga distancia con un vehículo a motor y, por supuesto, la primera mujer en conducir un vehículo a motor.

Y aunque la hazañas por las que ha pasado a la historia no son pocas, ella era socia del inventor del automóvil, su marido Carl Benz, aunque por supuesto no de forma oficial ya que en esa época la mujer no podía dirigir un negocio.

Bertha aprendió mecánica en el taller familiar de su padre y al casarse con Carl, un ingeniero, decidió invertir su dote y sus conocimiento en el proyecto de su marido, la creación de en un carruaje a motor.

En 1885 tras mucho trabajo consiguieron terminar su primer prototipo de carruaje de tres ruedas con un motor de tracción trasera, pero hasta noviembre de 1886 no obtuvieron la patente. Sin embargo, aún después de todo el esfuerzo y el tiempo nadie se atrevía a comprarlo.

Cuando Carl empezó a desmoralizarse, Bertha decidió demostrarle al mundo la utilidad del invento y que el Benz-Patent Motorwagen era el futuro del transporte. Para ello decidió realizar un viaje junto a sus dos hijos a escondidas de su marido, cosa que en esa época era un delito ya que una mujer no podía tomar una decisión sin el permiso de su marido…. Pero Bertha sólo dejó una nota avisando que iban a ver a la abuela a Pforzheim.

El viaje fue mucho más complicado de lo que se esperaba, ya que conducía un prototipo y surgieron muchas dificultades, pero las solucionó todas utilizando los medios que tenía a su alcance, desatascó una válvula obstruida con un alfiler de su sombrero, cubrió un cable eléctrico pelado con una liga y arregló el sistema de ignición con una pinza del pelo. Hasta tuvo que empujar varios kilómetros el vehículo cuando se quedó sin combustible.

Al llegar a su destino la prensa les estaba esperando, dándoles la publicidad que necesitaban. Y gracias a las dificultades que atravesó en el camino pudieron mejorar el vehículo y crear nuevos dispositivos, como las pastillas de freno de Bertha.

La ruta que Bertha realizó aún se puede hacer en coche, es conocida como la “Bertha Benz Memorial Route” y es un trayecto de 194 kilómetros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: