Amalia López Cabrera

Amalia López Cabrera fue la primera mujer en abrir un estudio fotográfico propio en España, puesto que lo normal era que fuera el hombre quien regentara los estudios mientras las esposas e hijas del fotógrafo se encargaban del laboratorio, fuera de la vista pública.

Se inició en la fotografía gracias al conde de Lipa, pionero en el nuevo invento del daguerrotipo, que estaba dedicado a viajar por todo el país enseñando en cursos acelerados los conocimientos técnicos necesarios para practicar la fotografía. Siendo Amalia la primera mujer en cursarlo y por supuesto la primera a dedicarse profesionalmente a ello, hasta firmaba sus obras como Amalia López de López, en honor a su matrimonio, pero sin perder el suyo.

Abrió su propio estudio en Jaén, junto a la imprenta de su marido, poniendo un anuncio en la prensa local, en el periódico EL ANUNCIADOR, con estas palabras:

“Amalia L. de López: retratos, grupos, vistas, en todos los tamaños; se sacan fotografías aún en días nublados; tiempo de exposición casi instantáneo; no se entregan si no satisfacen a los clientes”.​

Amalia participó en la sección de fotografía de la Exposición Aragonesa de Zaragoza de 1868, junto con los fotógrafos nacionales más famosos de la época. Destacando en los retratos, en la fotografía de objetos artísticos y realizó panorámicas de la catedral de Jaén.

Por desgracia en 1868 se pierde la pista de Amalia al irse a Madrid con su familia, ya que su marido empezó un proyecto editorial en la capital, La Gaceta Agrícola, que resulto ser una ruina. Y ya no se volvió a saber nada más de ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s