Anne Lister

La primera lesbiana moderna, Anne Lister. Y es que hoy, 26 de abril, día de la visibilizarían lésbica, queremos hablar de esta mujer que rompió todas las barreras y en pleno siglo XIX consiguió ser terrateniente, escritora de diarios, alpinista, viajera  y lesbiana.

Anne era lo que comúnmente aún se conoce como marimacho, cosa que en aquella época no estaba nada bien visto, por lo que su madre la mandó a un internado cuando sólo tenía 7 añitos. Allí sus maestr@s tenían tanto miedo que contagiara sus comportamientos al resto de compañeras que la mantenían aislada en un dormitorio en el ático.

Con todo esto vivido, y para escapar de su soledad, Anne comienza a escribir con 15 años unos diarios contando su día a día, donde relata los encuentros amorosos que tiene con otras mujeres, pero para que no fuera del dominio de cualquiera, ideo un código que tardaron años en descifrar.

Anne tenía una vida sexual muy activa, ya que en esa época donde era impensable que una mujer tuviera apetito sexual, era una tapadera maravillosa ir a tomar el té con sus “amigas”, que según sus diarios eran muchas y todas de la alta sociedad.

Cuando conoció a Mariane se enamoró de verdad, recorrían grandes distancias para verse, se escribían cartas a diario, hasta intercambiaron alianzas a modo de compromiso. Pero todo eso no era suficiente para Anne, ella quería todo lo que un hombre podía tener, ella quería casarse. Sin embargo, Mariane sucumbió a la presión social y terminó casándose con un viudo adinerado. Aunque Mariane intentó seguir siendo su amante.

Los siguientes años Anne se dedicó a viajar por el mundo y visitó más de una decena de países. Con 41 años y de nuevo con el corazón roto, decidió volver a casa y centrarse en su finca y los negocios, se convirtió en una gran empresaria.

Entonces apareció Ann Walker, su joven vecina, que causó una gran impresión. Comenzaron una relación, y a los pocos meses Anne le dijo que quería que vivieran juntas y se casarán, a lo que, unos meses después, Ann aceptó.

La “boda” de Anne Lister con Ann Walker tuvo lugar en la iglesia Holy Trinity en York el domingo de Pascua de 1834, aunque fue un acto puramente simbólico, fueron las primeras mujeres en estar unidas oficialmente. Cambiaron sus testamentos, compartieron todos sus vienes y vivieron juntas hasta el fin de sus días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s