Demasiadas mujeres

Hoy volvemos a tener éxito repetido y como la segunda canción también está repetida, hemos decidido aprovechar que estamos en semana santa (muy rara lo se) y vamos a recordar esta canción con toque de procesión.

Demasiadas Mujeres de C. Tangana

Bueno como siempre empezamos comentando el vídeo. He de decir que me gusta mucho que todo haya sido grabado en un pueblecito, como mujer de pueblo que soy creo que hay que reivindicar lo maravillosos que son.

En consonancia con la canción, tenemos mujeres vestidas de negro con mantilla, propio de una procesión de semana santa. Sin embargo, según podemos ir viendo se trata todo de un entierro y esas son sus “viudas”.

Mucha iglesia, confesiones, imágenes de vírgenes…. Que con la letrita que tiene una mezcla bastante polémica.

Comencemos con la letra:

Desfilaba en Milán
Con 21, campañas de Prada y ahora duerme aquí
La miro pensando “cuánto faltará para que empiece a odiar”
La forma que tengo de amarla tan mal, mi manera de huir
Que no puedo parar

Bueno pues empezamos recorriendo a las mujeres con las que ha tenido algo este señor. Una modelo de 21 años a la que tiene engañada al parecer, esperando que se de cuenta de como es realmente y le odio. Porque cambiar no entra en las posibilidades claro está.

No he olvidado el olor
De la que me follé en el baño de un garito, borracho en Berlín
Escuchando un techno que me hacía empujarla como un animal
Música del infierno que sonará el día de mi funeral
Aún me acuerdo de ti

Bueno, aquí está la otra, una mujer que conoció en Berlín en una discoteca techno, y como tiene tanto tacto nos cuenta como se la folló aprovechando el ritmo de la canción que no puede olvidar.

Un whatsApp sin abrir
Hablando de cosa’ que no dicen nada pa’ ver si aún estás
Borracho en Miami, volando pa’ L.A. o de vuelta en Madrid
Cuéntame cosas que no me hagan daño, ¿cuándo volverás?
¿Qué hora es por allí?

Después de todo esto, sigue escribiendo a la modelo para ver si sigue esperándole, eso si, nada de hablar de cosas serias no sea que le puedan molestar.

No me puedo olvidar
De la que me dijo que siempre pa’ siempre estaría pa’ mí
De la que decía que solo una noche, y despué’ no hubo má’
De la que que se fue con mis gana’ de amar, mis gana’ de vivir
No la’ he vuelto a encontrar

Tiene un cacao brutal en la cabeza, al parecer le destrozaron el corazón y va de una en otra pero se queda tan marcado que no las puede ni olvidar…. Sobre todo a esa que le partió el corazón y le quitó sus ganas de amar y de vivir…. Si al final vamos a tenerle pena y todo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s